martes, 12 de agosto de 2014

luz de agosto en las postales

Cada instante necesita sus escenarios
escucho ladrar a la tarde como un san bernando sin dueño.
Los reflejos de la ventana dibujan una ciudad donde antes sólo había ceniza.
En todos tus álbumes de fotos aparece siempre el mismo gesto
como una profecía que anuncia días claros
o un sol desprovisto de ilusiones ópticas

Han imantado la suerte hacia ninguna parte
donde perdimos aquel verano la paciencia
que tardamos en derramar por las escaleras
bajando a los sótanos de los portales que nunca abrimos.

No hay comentarios: