martes, 30 de septiembre de 2014

retales de septiembre

Quisiera guardar la luz del sol en un recipiente de cristal. Irla bebiendo a sorbos cortos las noches sin luna.
Dosificar la penumbra. Dosificar el calor.Quizá así entiendas el equilibrio que supone retener el océano atlántico dentro de mi.

***

No tengo oficio suficiente para la banca rota.

F.D.S.

Desnúdate en mi boca.
Hazte de grafito.
Dibuja sobre mi vientre una ruta en espiral.

Salpícame en las hojas de la rutina
Muerde el verbo que se escapa, que trepa río abajo
que devuelve al mar el idioma.

Quisiera desenredar la lluvia en los charcos
empequeñecer el tiempo en los dedos
cobijar tus peros a la sombra de un dedal

Y maldecir la preciosa luz de otoño
que rompe en el ventanal
como la memoria de un pez.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Muertos de hambre

Ser así y no puedes ser de otra manera.


jueves, 4 de septiembre de 2014

Suenas

Suenas pesimista. En argot veraniego serías una caña mal tirada, un café con hielo con una mosca dentro, una medusa en tu trayectoria acuática mientras te abstraes mirando los perfiles de los turistas pasear la playa.

Suenas a agua, como la risa de un niño, interminable y transparente. Empapas paredes y suelos, los vecinos recogen en un cacharro gota a gota todas tus carcajadas.

Suenas a noche cuando cierras los ojos y a madrugada cuando vuelves a casa con los pies descalzos. 

Suenas, como el zumbido del verano, como la hiedra cobijando avispas, como las palmas que ya no suenan cuando desaparecía el sereno.

 (texto rescatado del verano de 2012)