jueves, 29 de septiembre de 2011

baile de ilusiones




La ilusión es un escaparate lleno de luces,
 un teléfono ardiendo donde una voz esperada está inquieta al otro lado del auricular.
La ilusión es tenue y ser vivo. La ilusión se alimenta, es parásito y río de corriente inversa.
 Hay ilusiones perecederas e ilusos incurables.
 

sábado, 24 de septiembre de 2011

va de meses

Dime que serás septiembre en mi ventana, que dejarás abierta la puerta
que no te dejarás arrastrar por quien te diga -afuera no hay nada-

Con frecuencia hay miradas que se clavan en mi nuca cuando suenan las canciones más tristes. 

viernes, 9 de septiembre de 2011

retales (de septiembre a septiembre)

Cuando el mar es una triste fotografía en una pared blanca
cuando los cantos de sirena se camuflan entre otros cantos de sirena
cuando un sombrero recoge monedas de plata
y ya no queda nadie. Nadie ha cerrado la puerta.

                                  ***
Luego harás ver tu absurda seguridad
 todos te creerán
 y yo te taladraré las pupilas desde la otra punta de la sala
dejaré que te salgas con la tuya
y pediré en mis oraciones por ti. 


                                  ***
No creo en la delicadeza de la boca del asno
ni en las piernas de los espantapájaros
que se astillan y no se pervierten
ni en el muelle que recicla la vida
ni que fuera exista algo que se lleve esta niebla.
Creo que hay ríos de corrientes inversas
polvo que trepa paredes en vez de cavar agujeros
a los que puedas ir a esconderte cuando te canses de ser hombre


                                  ***

Te clavaste en mí
de noche
mientras dormía
sólo el subconsciente pudo consentir tal insensatez.

                                  ***

Cuestionas la fe
pero el verdadero milagro sucede
cuando me describes:
carne y hueso
la terquedad de entre tus cejas.

se puede volver

Se puede volver de vez en cuando a otros veranos, por un rato.
O a veces quizá no tanto tiempo. Se puede volver y estirar la memoria
entre palabras de algún amigo. Un olor me ha llevado hoy al del 93.
Más tarde Celia me ha contado su infancia, a veces creo que yo también estuve allí. 




sábado, 3 de septiembre de 2011

en noches como esta


La noche está vacía de reliquias, todo sabe a nuevo
 hay mechas que resultan fáciles de prender.
Se abren los semáforos, no hay nadie ya en las calles,
desde el coche veo  perderse la ceniza en el retrovisor derecho.
 Cierro la ventana, dejo dormir al mundo.

En noches como esta el frío me caló los huesos
el aliento siempre fue víspera de algo mejor
septiembre arrastra nubes hasta mi ventana
dejo que me traigan agua y se lleven tiempo.