viernes, 29 de abril de 2011

todas las emisoras  irán a morir al mismo dial.

todas acribilladas por ecos vacios
y músicos fantasmas.

todas las emisoras irán a morir a la misma frecuencia
placenta de letras y melodías absurdas.
"las palabras pueden mentir,
el dolor en cambio siempre es verdadero"

miércoles, 27 de abril de 2011

a contrapelo discurre la noche por tu espalda

a contrapelo discurre la noche por tu espalda
las maneras que inventamos para agrandarnos el pecho
y hacerlo guarida de todas esas frases bien sonantes
pronunciadas con una cerveza en la mano, en una habitación con luz roja, plumas
y un sonido metálico de fondo que amortigua el grito de la muchedumbre.
a contrapelo todas las recetas de satisfacción personal.
descreérselo.
recoger tus puntos flacos, travestirlos de genio y soltarlos a bocajarro,
hasta vomitar girasoles que vivan a la sombra de la luz que proyectas.
la sangre de tus venas tiene el mismo ácido que corrompe el oleo en nuestras paletas.

lunes, 25 de abril de 2011

al final el amor es lo de siempre

al final el amor es lo de siempre.
unas manos, un cuenco cualquiera. la diferencia está en con que se llena.



lo cuentan las películas con frases pretenciosas. el amor es partirse el alma rasgarse las vestiduras por quien no lo hace por ti. y ver harapos por las esquinas de alguien por quien jamás renunciarás a llevar conciencia y camiseta.


y algún loco pregunta,
¿y si la cosa funciona?

domingo, 24 de abril de 2011

sábado, 23 de abril de 2011

quiero malearme contigo

Pero tengo una estrella de reserva
en la estación de tus caderas.


Vuelvo cada día allí,
paso las horas muertas.

Quique González]


La carretera se estrecha con el eco de tus pasos
vives a kilómetros luz 
sólo se escucha el ladrido de un perro en la noche que mengua.
Me cuentas batallas de veces que aun no han llegado
veo que no soy la única que pasa el tiempo
perdida en aceras de niebla.






para ver volar pájaros (mojados): quique gonzalez - avión en tierra

viernes, 22 de abril de 2011

lunes, 18 de abril de 2011

siesta (en la frontera)

La tarde se va apagando con devoción fingida.
El sol muere derramando sangre en la cara sur de la ciudad.
La ventana dibuja surcos en tu piel. Siempre me gustaron tus sombras.
Alguien enciende la luz del pasillo, camina y se pierde en la 401 tras un portazo.
Cuento tus vertebras mientras reposa el sueño en tus ojos.
A duermevela recorro tus pesadillas, de puntillas, sin colarme en exceso.
Procesiones de suspiros salen de tus labios.
Me gusta verte dormir, pienso que te vas a quedar siempre y que nunca me saciaré.
Tanto tiempo después siguen intactas tus maneras, a mí me cuesta no confesar, por eso vitoreo tu manera de andar y callo el resto.

sábado, 16 de abril de 2011

cristales preciosos

Me enamoré de sus gafas y de su color de pintalabios hace mucho tiempo. Lourdes vuelve con nuevas canciones, y es un verdadero placer escucharle hablar:



viernes, 15 de abril de 2011

No me duele la tristeza, placebo que coagula mis arterias. Se empeñan en llevarme a mar abierto para limpiar los poros de nostalgias, y sólo consiguen que se adhiera salitre a las cicatrices que una vez curo el mar. Mar sobre mar no duele. Me dejo arrastrar por sus mareas, la de sálvese quien pueda, la de vuelva usted mañana, la de un abrazo fuerte en una tarde de lluvia de febrero, la del olor de las mantas de su casa, la de la temperatura de su café. Camino hacia ti con las sienes desparasitadas y ves el funeral de una tarde de agosto prematura.




jueves, 14 de abril de 2011

Piano. Cinco letras. P I A N O. Escalas perfectas, con su Do y su Sol, sus bemoles. Sus teclas marfil y azabache. Piano. Las décimas de segundo que se emplean en pronunciar la palabra es el tiempo que tardé en enamorarme de Daniel, en el justo momento en el que me dijo- toco el piano-. Podría haber dicho la flauta travesera, el arpa, el archilaúd, la trompeta, el saxofón… Podría haber dicho – Hola, me llamo Daniel y toco el tambor en la banda de música de mi pueblo- le habría sonreído, habría arqueado las cejas en un amago de interés fingido y hasta allí habría alcanzado la anécdota musical. Pero no. Me dijo- Hola, me llamo Daniel y toco el piano, ¿conoces el Plaza? El año pasado improvisé allí algunas piezas de jazz-. Entonces en mi mente conexionaron la neurona -¿has oído lo que ha dicho?- con – ponte a temblar y que no lo note el pianista-. Es difícil temblar sin ser visto, pero más complicado es para mí estar frente a una persona que toca el piano y no empezar a pensar en momentos íntimos llevados a cabo en un salón donde únicamente hay un instrumento que suena solo, por cortesía de mi mente y mi apetito sexual. No es un fetiche, qué va. Es como el olor o una buena voz, sólo que elevado a su máxima potencia.

miércoles, 13 de abril de 2011

martes, 12 de abril de 2011

Si ahora veo un gesto de complicidad
lo desmiento y lo arraso.
Jaque mate a la reina, que me va a estallar la memoria.

sábado, 9 de abril de 2011




Ojalá nunca olvide las maneras de ser joven.
El temperamento, la inconsciencia flotante
gravedad cero alrededor.
El tiempo que se escinde
la noche que sabe a vida, la vida a cielo abierto
por barrios que crecen y decrecen a los ojos de uno
y borrar con goma algunos malos trazos.
Ojalá nunca olvide la esencia de creerse feliz por completo
y esa fuerza incomprensible que parece que jamás se irá del pecho.
Ante la duda: darlo todo.
Reconducirse por las veredas donde había cristales en el suelo,
e ir a parar a otras que tienen fronteras preciosas
pero no dejan de ser fronteras.
Ojalá el sol llene por igual las ganas
anestesie el mal humor y me siga metiendo en vena
propósitos
sueños
elefantes
y destruya prejuicios, y los menos sean livianos.
Ojalá descubra manías en otras pieles
que me sigan esbozando una sonrisa.
Ojalá no sea cortafuegos de ilusiones
ni viva encerrada en una infelicidad asfixiante,
encuentre una ventana por la que escapar en cada laberinto,
ojalá siga siendo primavera cada vez que compre flores
e inventemos unicornios.








(a quien me está estrangulando la vida.)

viernes, 8 de abril de 2011

Te clavaste en mí
de noche
mientras dormía
sólo el subconsciente pudo consentir tal insensatez.



Hoy la ciudad huele a estiércol.
Florecen recuerdos yermos.

miércoles, 6 de abril de 2011




Sé que llegará la noche
en la que eche de menos
los lugares a los que no fui
extrañaré sus luces
y entonces tendré que conformarme
con los álbumes que llené.
Vuelta a patear los rincones
donde se acumulan los olores
de polvo y resina
y una canción del 96 apuñala los bajos vuelos
de un corazón arrasado.
-templanza –decías, virtud de sabios
a ti que no te sirvió de nada guardarte las ganas
para otro lunes.
A mí que se me da tan mal tragar saliva
y digerir las semanas sin curvas y sin espinas.
Y sé que llegará la noche
en la que eche de menos
los lugares a los que no fui,
cerraré la puerta
me acordaré de las cenizas
y arderé de nuevo.


si quieres hablamos de relojes y te cuento como corren las manillas que soporta mi esfera, y que cuando oteas el futuro el cielo se turba,y que el mio está en coma desde hace seis meses en el puente aereo que une madrid con una ciudad de aceras transitables.

lunes, 4 de abril de 2011

El reloj de la Historia




.piedra a piedra se construyeron grandes imperios.
.las ciudades con muralla tienen un eco precioso.