viernes, 24 de octubre de 2008

En una ciudad tan gris como esta, una luz es un corazón a medio latir.

En lo más muerto nace la inspiración, los charcos son ese cincuenta por ciento, esos 180º que a veces despreciamos.Nos acercan el cielo.
Hay un cementerio de ilusiones en los rincones que pateo, el desaliento se sirve desde las 7 a.m y siempre está caliente.

3 comentarios:

lahistoriadenadie dijo...

ánimo :)
superaremos las adversidades!!
a ciudades grises, corazones de colores...

Cristina dijo...

No podría haberlo expresado mejor. En lo más muerto nace la inspiración...
Me encanta. Y más que nacer, nada, espera a que la rescatemos, espera en el fondo del pozo.
Si pisas un cementerio de ilusiones es que las tuviste un día y otras podrían nacer o incluso volver.
Busca tocar el cielo en lugar de mirar su reflejo. Los espejos engañan.

Un besito

Elektra dijo...

No mucho que comentar, me encanta.
"una luz es un corazon a medio latir"


muchos besos