lunes, 24 de noviembre de 2008

Hay momentos, pequeños instantes en los que todo parece muy claro, la inseguridad se evapora y una fuerza sobrenatural se apodera del ego.Lastima que solo sean segundos en piscinas de dudas y flaquezas cotidianas.

4 comentarios:

lahistoriadenadie dijo...

genial... completamente cierto.
pequeños instantes...
pero sumamente necesarios y activadores de energia!!

El Tigre de Mompracem dijo...

Sin esos pequeños instantes no tendríamos generador de fuerza suficiente para los otros eternos momentos!
Que no cesen, pues!
Besos

Anónimo dijo...

Hay estornudos que duran toda la vida.

Contigo nunca me los aguanto.

Te amo personita.

Elektra dijo...

y tan pequeños instantes, casi ni se llega a ser consciente hasta k pasan...

besos