lunes, 3 de noviembre de 2008

Si pudiera despedirme de algo dejaría atrás el peso de sutilezas que nunca dije a tiempo, todas las miradas a destiempo, cuando ya me giraban la cabeza...Mandaría muy lejos las frases que se quedaron en el viento y nadie supo darles alas. Mis caras de idiota, los desplantes. Sacaría de segunda fila el coche.

3 comentarios:

El Tigre de Mompracem dijo...

Nos solemos arrepentir de todo aquello que no hicimos. Es generalizado!.
Hace poco hablaba de ello en mi blog con motivo de una canción de Quique González.
Encantado de conocerte!. Me ha gustado tu blog!
Un saludo

Elektra dijo...

Yo creo k esas cosas deben ser despedidas en el momento que pasan. Siempre he pensado k arrepentirse no vale de nada. Lo hecho, hecho y esta lo que no, no. Pero el recordar esas cosas k se han dejado de hacer cuando no hay solucion a ello te impide disfrutar de lo actual


BEsos wapisima!

lahistoriadenadie dijo...

Yo las guardaría, en un cofre pequeño y color negro, en algún lugar dentro, donde no hiciera daño, para recordarte que hay cosas que no todo el mundo aprecia, pero ya te hacen merecer un pedestal por el hecho de hacer que ocurran al menos, por tu parte. Así que las conservaría, para no perder la esperanza.