lunes, 22 de marzo de 2010

Qué bonito sería tu mar...


...si supiera yo nadar quizá jamás abandonaría tus calles.Todo el tiempo es poco, sintiendome en casa, hablando por los codos, riendo hasta doler, bebiendo la noche, la vida, el encanto y el aire.
Un paseo, un par de confidencias y ver como hemos cambiado, que estamos más apaleaos que los que nos rodean, resabios y orgullosos.
Camuflados entre luces tenues, velas en mesas de cristal. Este mediodía una caña, esta tarde un té, una cachimba y llenamos de juegos los pulmones. La gracia a base de vino italiano para salir a recorrer el barrio donde me deje media vida, y la mayoría de los sueños bohemios siempre van a dar a alguno de sus bares

3 comentarios:

juan bello dijo...

me gusta la foto

Joe Marlango dijo...

Marlango une...

:)

abrazo!

Jesus Ruiz dijo...

Una cachimba y llenamos de juegos los pulmones.....
Rozando la perfeccion?
Un beso.