martes, 9 de marzo de 2010



De un tiempo a esta parte me he hecho aficionada de una voz ronca. De un tiempo a esta parte buceo en vinilos y en cajas de cartón, el cielo de mi buhardilla ha perdido un par de estrellas y se han inmolado corcheas a este lado de la pared. Hay marcos de fotos con huellas dactilares de mañana y sonrisas de collages. De un tiempo a esta parte hay una colección de sombreros con cabezas de mentes perversas y sueños en los surcos de un tranvía metropolitano. Un niño deja caer un bote de pintura y el líquido azul confluye con tus cinco dedos, dibujas un pentagrama cojo.Dejas rebotar tu agudeza contra un cristal y el sol te calienta los huesos.

4 comentarios:

juan bello dijo...

aquí el sol no calienta nada

Coco dijo...

Ayer también hizo Sol por el sur... menos mal.

Anónimo dijo...

quique es lo más.

m. dijo...

Sigo enganchada a lo bien que escribes.


Un saludo!
m.
(http://shelikeselectric.blogspot.com/)