domingo, 28 de septiembre de 2008

La melancolía ya no es gris.
Tiene tu olor, me provoca suspiros...
Habla con tus palabras, se expresa con tus gestos
me deja besos en sueños que un día me diste.
No puedo negar que me maltrata en ocasiones,
sobre todo de madrugada si hace frio
y los remolinos de tu pelo me echan de menos.

1 comentario:

Cristina dijo...

Sigues escribiendo con magia. Hace tiempo que no se de ti.
Tus palabras inspiran de alguna forma esperanza, ilusión, amor y pasión.
Espero verte pronto. un besito!