viernes, 28 de mayo de 2010

Nombres Impropios




Quien tiene siete vidas
y dos ojos de gata callejera
no se va con cualquiera.

J.S]





Porque sabía mirar como un crepúsculo que arde...y no hay dos besos que sepan igual. Y el rocio que se adhiere a los parabrisas, en comparación con las mareas, sólo empaña el alquitrán que mezclado con calidad de vida, saturan las arterias de una ciudad que pierde huespedes porque el cartel flojea. Un circo de gitanos saca a la mujer barbuda como cierre del show, los trapecistas aplauden antes de echar de comer ingratos a los trigres. Con los bolsillos llenos de monedas prudentes el público se despide, llegar a fin de mes era otra cosa, y se trataba de envejecer huerfanos de unos besos con nombre propio.

2 comentarios:

Meme dijo...

Me gustaría tener 7 vidas y poder irme con cualquiera...
Por cierto, he visto que tienes una foto de ouka leele en el lateral, el otro día fui a una conferencia suya, estuvo bien!

Virginia Roldán Pulido dijo...

Amo esa canción y a ese hombre (buena herencia paterna escogí). Últimamente escucharla es como rezar un padre nuestro, y a veces hasta alivia.