miércoles, 14 de enero de 2009


Qué bueno fue hablar ayer con la Luna, tirarle indirectas y algún que otro guiño descarado.Hoy me atrevo con todo, el Sol ya no me impone, me se de memoria sus lios de alcoba.Me defiendo bien con el chantaje.

1 comentario:

lahistoriadenadie dijo...

Hace poco hubo una luna gigaaaaaante... :)