jueves, 15 de enero de 2009

Tengo la conciencia deshilachada,será por eso que pienso menos en las consecuencias de las palabras.

1 comentario:

lahistoriadenadie dijo...

Sencillo pero igual de sincero y bonito.