domingo, 19 de junio de 2011






hablan. hablan de memoria, hablan de elefantes y de los circuitos con paradas en los cementerios. hablan de huesos y carne putrefacta, descomposición y residuos. hablan de memoria, de los tres largos segundos a los que alcanza la de un pez. seguir de frente entre corrientes frias y calidas, sin temer a cualquier depredador. no por más de tres segundos. la memoria reina es la de los lunares y las cicatrices, la memoria de la piel. retiene una insolación de hace quince años. mi memoria de elefante ya no la recuerda, no pasamos por ningún cementerio a ponerla flores. un día cualquiera una mancha empieza a abrir un abismo en el antebrazo izquierdo. observo como aumenta su perímetro. un día cualquiera me dejo absorber por el abismo. desaparezca aqui.

1 comentario:

Sergio dijo...

No lo consientas, que el abismo no te absorba.