miércoles, 27 de abril de 2011

a contrapelo discurre la noche por tu espalda

a contrapelo discurre la noche por tu espalda
las maneras que inventamos para agrandarnos el pecho
y hacerlo guarida de todas esas frases bien sonantes
pronunciadas con una cerveza en la mano, en una habitación con luz roja, plumas
y un sonido metálico de fondo que amortigua el grito de la muchedumbre.
a contrapelo todas las recetas de satisfacción personal.
descreérselo.
recoger tus puntos flacos, travestirlos de genio y soltarlos a bocajarro,
hasta vomitar girasoles que vivan a la sombra de la luz que proyectas.
la sangre de tus venas tiene el mismo ácido que corrompe el oleo en nuestras paletas.

3 comentarios:

J. dijo...

Las cosas bellas que se vuelven destructivas. El negro que transforma en algo puro. Si el mundo no estuviera loco no tendría gracia alguna.

Sergio dijo...

Contrapelo, contracorriente, contradicción,... siempre son posiciones incómodas.

Meme dijo...

A pintar con esencia de sangre a falta de trementina. Las pinturas rojas a falta de las negras.